Sala de prensa

Noticias

Magneti Marelli cuenta ya con una nueva máquina de producción automática de centralitas

27/03/2018

La fábrica de Magneti Marelli en Barberá del Vallés (Barcelona) ha acogido recientemente la llegada de la máquina de producción automática de centralitas electrónicas para el automóvil.

La herramienta, que funciona con un único operario (en la estación de carga y descarga), consta de 16 estaciones y produce una pieza cada 12 segundos. Además, tiene un total de ocho estaciones de verificación/test y en la última se realiza un test funcional, de manera que el 100% de las piezas que salen al cliente final está totalmente verificado. Por otro lado, la máquina se ha diseñado y ensamblado en 32 semanas y se prevé una fase de puesta en marcha de cuatro semanas.

 

“Es la quinta máquina que diseñamos e integramos para Magneti Marelli. Sin duda es la mejor prueba de que hemos conseguido ganarnos su confianza; lo que les lleva a repetir con nosotros, es que saben que diseñamos y fabricamos máquinas que aprovechan las últimas mejoras de las distintas tecnologías que se aplican (electrónica, neumática, mecánica, eléctrica…). Siempre se busca que el resultado sea robusto y fiable, preparado para trabajar en duras condiciones de trabajo industrial (pueden llegar a fabricar más de 20 millones de piezas) y con un muy bajo nivel de incidencias”, explica Salvador Marfá, gerente de unidad de automatización de DOMINION.

 

Las centralitas electrónicas son unas unidades de control electrónicas que se encuentran en los automóviles actuales y se componen de una placa electrónica que va encapsulada en una caja con base de aluminio para disipar el calor y con una tapa de plástico; el conjunto se cierra herméticamente con un material sellante y se le hace una prueba de estanqueidad.

 

DOMINION como suministrador ‘llave en mano’

 

Se trata de un proyecto ‘llave en mano’ de automatización de una línea de producción, es decir: el cliente especifica los componentes del producto y el proceso de montaje, qué tipo de test o comprobación requiere en determinados puntos del proceso productivo y determina el tiempo de ciclo o cada cuánto tiempo tiene que salir un producto acabado (normalmente en segundos). A partir de esta información, DOMINION se encarga del diseño completo de la línea, selecciona y compra todos los componentes (eléctricos, electrónicos, neumáticos, mecánicos…); y realiza toda la integración incluyendo la programación de los PLCs y los robots, en caso de que los haya. Finalmente se realiza un pre-montaje y todas las pruebas y se lleva a la fábrica del cliente para el montaje final y puesta en producción.

image

Máquina de producción automática de centralitas electrónicas.