Blog
Servicios y Soluciones

Dominion conecta su desarrollo tecnológico a la transformación energética de Polonia

17 diciembre, 2018
image

Dominion diseña y construye dos torres de refrigeración en el proyecto de ampliación de la central térmica de Opole, la obra de infraestructura más importante acometida en Polonia en los últimos 25 años.


La riqueza de los yacimientos de carbón polacos y la importancia de la actividad minera en la economía del país han llevado a Polonia a emplear históricamente este recurso natural en su abastecimiento eléctrico. En la actualidad el país se encuentra inmerso en un proceso de transformación energética que conlleva la modernización de sus centrales térmicas con el objetivo de garantizar su viabilidad, mejorar sus prestaciones y, sobre todo, reducir el impacto medioambiental.

El macroproyecto de ampliación de la central térmica de Opole, capital histórica de la región minera de Alta Silesia, se enmarca en este contexto. Gestionada por la compañía estatal PGE Group, el principal productor de electricidad de Polonia, la expansión de esta planta es el emprendimiento de infraestructuras más importante acometido en el país en los últimos 25 años y supone la mayor inversión en curso en Europa, con un montante que ronda los 3.300 millones de dólares.

El proyecto, que implica la construcción de dos nuevas unidades de generación eléctrica de 900 MW de potencia cada uno, ha contado con la participación de Dominion, que ha puesto sus capacidades tecnológicas y el talento de su equipo humano al servicio de una remodelación que permitirá aumentar la eficiencia de la instalación eléctrica en un 25% y disminuir las emisiones de dióxido de carbono en idéntico porcentaje.

En concreto, Dominion ha ejecutado un proyecto llave en mano para el diseño y la construcción de dos torres de refrigeración con tiro natural de 185 metros de altura erigidas con un encofrado de desarrollo propio. Con un diámetro de 100 metros para la entrada de aire, las torres están apoyadas por 36 columnas radiales de 11,6 metros de altura.

“Nuestra experiencia en la construcción de este tipo de infraestructuras ha sido clave en este proyecto, ya que hemos podido aplicar todo nuestro conocimiento, además de utilizar una tecnología de desarrollo propio especialmente diseñada para la construcción de torres de refrigeración que garantiza un elevado rendimiento y una gran calidad de resultados. El uso de nuestro propio sistema ofrece ventajas como la personalización, la adaptación a los requisitos del proyecto y la incorporación de mejoras “, asegura Guillermo Álvarez Director de Estructuras Altas.

Dominion también ha sido el encargado de proyectar y construir las estructuras internas de las torres para la distribución de agua y la descarga de gases de combustión procedentes de la unidad de desulfuración. Además, el equipamiento está dotado de inhibidores de sonido para disminuir la importante contaminación acústica que se genera en este tipo de torres.

El estudio de la interacción de la estructura construida con el suelo, el análisis de la emisión de ruidos y los cálculos de la corriente de gases de combustión generada -que resultan imprescindibles para hacer un uso eficiente de los materiales de construcción utilizados y reducir de forma drástica el impacto ambiental- también han corrido a cargo de los profesionales del equipo de servicios multitécnicos.

“Uno de los principales logros acometidos con este proyecto ha sido la ejecución de una obra que implicaba una gran cantidad de recursos humanos y materiales dentro de los plazos establecidos. Al tratarse de un proyecto llave en mano ha sido necesaria la intervención de un equipo altamente cualificado y multidisciplinar, con conocimientos de distintas ramas de ingeniería y de gestión, planificación, administración y supervisión de grandes construcciones”, añade Marek Janiak, Opole Project Manager.

Otro de los desafíos que ha supuesto una obra de estas características ha sido la seguridad, los sistemas de control y las comunicaciones.  Los profesionales de Dominion se han encargado de los trabajos eléctricos, la implementación de luces de señalización y el diseño y activación de las soluciones de comunicación digital, tanto entre las torres como con la sala de control. También han llevado a cabo la puesta en servicio y la entrada en funcionamiento de las torres.

“En una obra de esta envergadura es fundamental garantizar el bienestar de las personas que participan en ella y una de las exigencias más vitales para nosotros es garantizar la salud y seguridad de nuestros trabajadores, por lo que el hecho de que no se haya registrado ningún accidente de gravedad durante todo el proyecto es para nosotros un logro tan relevante como haber conseguido finalizar la construcción”, concluye.

En definitiva, la ejecución de este proyecto ha permitido a Dominion poner en práctica su conocimiento, tecnología e innovación aplicada, los valores en los que se apoya el grupo para elevar la eficiencia de los procesos productivos.


Categorías: Servicios y Soluciones Dominion E&C

Contacta

Contactar con Dominion