Sala de prensa

Noticias

El mantenimiento predictivo como clave de la eficiencia industrial

29/01/2019

Hoy en día la eficiencia es una de las claves principales de cualquier actividad industrial. La eficiencia es sinónimo de productividad, de innovación y de seguridad, y se traduce en una reducción de costes que permite optimizar los procesos y garantizar la competitividad de las empresas. Los procesos industriales tienen por lo general margen de mejora en términos de eficiencia, pero para activarlo es necesario conocer tanto el detalle de los procesos como las tecnologías e innovaciones que lo posibilitan.

 

 

Una de las claves para conseguir esta eficiencia, en muchos casos, consiste en garantizar un funcionamiento ininterrumpido de los procesos industriales a través de sistemas de mantenimiento que ayudan a anticipar fallos en la maquinaria y de evitar paradas no programadas. Y para ello Dominion proporciona a la Industria tecnología innovadora que permite implementar mantenimientos predictivos cada vez más eficientes.

 

 

Las tareas de mantenimiento predictivo tienen dos variables inseparables: por un lado, el factor humano y por otro las herramientas de medición con tecnología predictiva. Aunque son los operarios quienes más tiempo pasan en planta y disponen del conocimiento más completo de los procesos de producción, en muchas ocasiones este know-how no es suficiente para poder anticipar posibles fallos de funcionamiento. La tecnología predictiva que oferta Dominion se ha convertido en una herramienta básica para detectar anticipadamente problemas que pueden derivar en paros de la línea de producción no programados, en un incumplimiento de los objetivos productivos y en pérdidas económicas incalculables.

 

 

Por todo ello, resulta fundamental llevar a cabo un mantenimiento adecuado de los equipos, y la forma más eficiente de hacerlo es a través de intervenciones en el momento exacto en que la maquinaria lo necesita, ni antes ni después.

                 

 

En la industria moderna existen diferentes tipos de mantenimiento, aunque los más utilizados son el correctivo y el preventivo. El primero consiste en intervenir el equipo solo cuando se detecta un fallo de funcionamiento, es decir, en arreglar las averías cuando se producen. Aunque no requiere ningún tipo de planificación, es la opción más cara porque provoca paradas no previstas que originan pérdidas de tiempo y de dinero. El mantenimiento preventivo, en cambio, se lleva a cabo de forma periódica, fundamentalmente por recomendación del fabricante o de los operarios con mayor experiencia. Tiene más ventajas que el correctivo pero obliga a las empresas a disponer de un refaccionamiento (repuestos) en inventario, y en muchas ocasiones la intervención se lleva a cabo aunque los equipos no presenten fallo en ese momento o ya hayan comenzado a sufrir daños.

 

 

Dominion ha dado un paso más y ha dirigido sus esfuerzos de innovación hacia el mantenimiento predictivo y la búsqueda de la máxima eficiencia de procesos. Estas tareas de mantenimiento relacionan una variable física o química con el estado en que se encuentra la máquina con el objetivo de predecir cuándo empezará a fallar un equipo. Para desarrollar este tipo de mantenimiento es necesario un conocimiento completo tanto de los equipos como de la tecnología y las herramientas necesarias para llevarlo a cabo.

 

 

“En Dominion, por nuestro expertise en gestión de procesos industriales, colaboramos con varias empresas para implementar la tecnología que permite saber con antelación cuándo es previsible que fallen los equipos de una línea de producción y evitar así paros no programados. De esta forma, las empresas pueden planificar las paradas con todas las precauciones y garantías posibles y mejorar, por tanto, la eficiencia en sus procesos”, explican Ángel Pérez y Juventino Pérez, responsable comercial nacional y responsable de soporte técnico de Dominion respectivamente.

 

 

El mantenimiento predictivo realiza mediciones eléctricas y de calidad de la energía, pero también controla la temperatura de los equipos y sus condiciones de trabajo para observar la tendencia de comportamiento de una línea de producción y detectar la fatiga de la maquinaria por el uso o por el desgaste de alguno de sus componentes. Gracias al establecimiento de límites en estas mediciones, esta tecnología puede detectar cuándo empieza a disminuir el rendimiento de los equipos y programar una parada antes de que los componentes sufran daños importantes o irreversibles.

 

 

Dominion aplica su expertise innovador a la implementación de soluciones específicas como cámaras termográficas capaces de detectar pérdidas de energía, de puntos calientes y de localizar posibles fallos en los circuitos eléctricos. También, pone en funcionamiento soluciones de medición y análisis de vibraciones para motores eléctricos, que pueden comprobar el desgaste de sus componentes y evaluar un posible funcionamiento anormal, y Analizadores de Calidad de Energía con los que es posible cuantificar la cantidad de energía que se desperdicia y optimizar su aprovechamiento.

 

 

La tecnología desplegada por Dominion para incrementar la eficiencia de los procesos de mantenimiento incluye medidores de aislamiento eléctrico para verificar la integración de cableado y motores eléctricos; medidores de tierra física para el aseguramiento y confiabilidad de la planta en cuanto a descargas eléctricas atmosféricas, y calibradores de procesos para verificar que los sistemas ofrecen mediciones precisas en todo momento.

 

 

“Nuestra apuesta por la eficiencia incluye la capacitación técnica y una correcta transmisión de conocimiento a nuestros clientes finales”, añaden los expertos. El carácter de empresa multidisciplinar de Dominion y su búsqueda de soluciones personalizadas le permiten acompañar a sus clientes en todas las fases del proceso industrial, incluida la capacitación teórica y de uso de los equipos suministrados, garantizando así un uso eficiente de las herramientas.

 

 

image