El futuro de las telecomunicaciones y las redes de acceso a internet

17 / 05 / 2022

Adrián Patrón Gil
El 17 de mayo es el Día Mundial de las Telecomunicaciones que tiene como objetivo sensibilizar sobre la importancia del acceso a internet y otras tecnologías de la información para garantizar el desarrollo social y económico.

Cada vez son más países, entre ellos España, los que consideran internet como un derecho fundamental de sus ciudadanos, poniendo este servicio a niveles tan elementales como el agua, la educación o la vivienda.

Por eso, aprovechamos la ocasión para repasar los grandes cambios y retos a los que se enfrenta el sector. Especialmente en estos últimos años en los que el acceso a internet se ha convertido en una commodity de primer nivel debido al rápido aumento del índice de penetración global (según We Are Social casi 5.000 millones de personas son usuarios de internet) y el impulso que ha recibido como medio general de información, acelerado por la pandemia de 2019.

grafico redes acceso

Las medidas de confinamiento implantadas en los países aceleraron la transformación de los hábitos de consumo de los ciudadanos y aumentaron el número de actividades cotidianas realizadas 100% online. Cualquier usuario puede desde comprar todo tipo de productos y servicios, pedir comida a un restaurante, realizar trámites bancarios y gestiones con la administración pública hasta teletrabajar e incluso recibir atención médica desde casa.

Ahora bien, ¿hacia dónde se encamina el futuro de las empresas de telecomunicaciones? ¿Qué aspectos involucra el uso masivo de estas redes para los usuarios?

La transformación del modelo de las compañías telco

Tras importantes inversiones en infraestructuras, las empresas de telecomunicaciones disponen en la actualidad de una plataforma de acceso global y muy robusta en España. Sin embargo, con la entrada de nuevos operadores móviles virtuales (OPV) en 2008, el sector se vio envuelto en una feroz guerra de precios que obligó a las compañías a realizar cambios en sus estructuras y modelos de negocio.

Las grandes compañías optaron por crear nuevas marcas más competitivas, por compartir sus redes propias para ahorrar costes, por la diferenciación tecnológica y por aportar al usuario una oferta de servicios única.

Dentro de ese paquete de servicios encontramos con más fuerza que nunca la creación de contenidos digitales. Queriendo subirse al tren de grandes empresas como Netflix, HBO y Amazon Prime, sus ofertas ya cuentan con un “servicio base” de acceso, acompañados de un amplio catálogo de series, películas, documentales y deportes.

Otra tendencia que viene marcada por las grandes tecnológicas como Uber o Amazon es la digitalización de la experiencia de contratación y consumo de un servicio. Estas compañías se caracterizan por sus modelos descentralizados, donde la tecnología de acceso sirve como principal plataforma comercial hacia sus clientes y por una fuerte inversión en Logística 4.0 para reducir al máximo los tiempos de actuación y dar una respuesta rápida a las necesidades de sus clientes.

Esta tecnología y una red de acceso 5G madura supondrán un importante cambio en la actividad de las empresas de telecomunicaciones ya que simplificará considerablemente el sistema para hacer llegar los servicios de telecomunicaciones a los hogares. Los trabajos de instalación de redes domiciliarias que involucran tendido de acometidas de última milla, instalación de accesorios, así como el bricolaje dentro de casa del usuario podrán ser sustituidos por el envío de un equipo CPE (router) de acceso a la red de modo inalámbrico y preconfigurado según la región de instalación, consiguiendo reducir drásticamente los costes y tiempos de instalación.

Como ya sabemos, el 5G traerá consigo un aumento considerable de la velocidad de navegación, pero también cuenta con otras grandes ventajas como una mayor banda ancha y una latencia reducida. En otras palabras, la red 5G podrá albergar más dispositivos conectados con un tiempo de respuesta casi inmediato. Esto impulsará una tendencia que ya conocemos como el IoT (Internet de las cosas) que permitirá conectar todo tipo de dispositivos inteligentes en el hogar.

La conexión de más dispositivos también conlleva el aumento de la capacidad para almacenar y procesar datos, lo que reabre el debate sobre cómo garantizar la seguridad y la privacidad de los usuarios. Cada vez que el usuario hace uso de las redes de acceso, ya sea en dispositivos domóticos, listas de música, listas de compra etc., está ofreciendo información muy valiosa a las empresas que les permite conocer sus hábitos de consumo, aprender de ellos e incluso anticiparse a sus necesidades. Será necesario para estas compañías idear una oferta atractiva de servicios para que los usuarios, cada vez más concienciados de su privacidad, estén dispuestos a ceder sus datos a favor de mayores comodidades.

En definitiva, estamos ante una profunda transformación del modelo de comercialización de productos y servicios de forma global que no hará más que acelerarse en los próximos años.

Artículos relacionados

Comenzamos las obras de los parques Washington Capital Solar Park 2 y 3 en República Dominicana

Artículo de Roberto Tobillas en Estrategias de Inversión sobre nuestra apuesta en el área de las energías renovables

Participamos en el SIL Barcelona 2022, la feria de logística líder del sur de Europa