Datos: la materia prima de la eficiencia

29 / 05 / 2019

Sin conocimiento y tecnología capaz de analizar y mejorar los datos la eficiencia empresarial se vería mermada.

Pero esta sencilla unidad básica de información no tiene mucho valor en sí misma. Los datos que obtenemos de los teléfonos móviles, de los buscadores de internet o de sensores incorporados a activos de producción, entre otros, resultan inútiles si no están contextualizados. De poco nos sirve saber que una máquina sufre periódicamente la misma avería si no somos capaces de conocer las condiciones bajo las que se produce; en cambio, si recogemos las señales y variables críticas de su rendimiento y las asociamos al escenario productivo concreto de manera instantánea, podremos identificar sus causas y anticiparnos al próximo fallo. Aquí se ve el valor real del tratamiento avanzado del dato, que permite adoptar decisiones inteligentes.

Los datos no son nuevos: la humanidad lleva gestionando información desde hace 10.000 años. Lo que han evolucionado son las tecnologías utilizadas para obtenerla y tratarla. El punto de inflexión ha venido dado por la digitalización, que ha abierto la puerta a la obtención masiva de datos y a su análisis avanzado. Gracias al desarrollo tecnológico, hemos pasado de estudiar los datos a partir de muestras más o menos significativas a tener la capacidad de trabajar de forma empírica sobre conjuntos completos de datos.

 

Del dato a la decisión

El segundo gran cambio tiene que ver con la democratización del acceso a esas tecnologías. Hoy en día casi cualquier persona puede acceder a ellas. Por eso, según explica Nacho Urigüen, Responsable de la Unidad de Transformación Digital de Dominion, “la clave no está tanto en tener la capacidad de disponer de ciertas tecnologías y de técnicas de análisis sino en saber emplearlas para convertir los datos en conocimiento de valor para optimizar un negocio y un proceso productivo”. Es lo que él llama “la evolución de valor de la pirámide informacional”. En ella los datos integran la capa inferior de la pirámide, cuando se les añade un contexto y se organizan ya se convierten en información estructurada que permite ascender un escalón. En el momento en que a ese resultado se le da un significado se sube otro escalón para llegar a la dimensión del conocimiento. Éste genera inteligencia, y cuando dotamos a todo el conjunto de sentido llegamos a la cúspide de la pirámide en la que podemos tomar decisiones informadas capaces de optimizar cualquier proceso.

“Por muchos datos que tengamos, si no les añadimos un contexto que les dé sentido no podremos obtener información valiosa para tomar esas decisiones”.

Nacho Urigüen

Nacho Urigüen

| Responsable de la Unidad de Transformación Digital

En todos estos procesos el objetivo fundamental es la búsqueda de la eficiencia de negocio. Y aquí es donde Dominion aporta un valor diferencial: “Dominion no sólo es una empresa con amplias capacidades tecnológicas, sino que posee además un vasto conocimiento de los diferentes procesos productivos y de negocio, y eso es lo que nos permite afrontar con garantías un proyecto tecnológico integral que vaya desde la adquisición de los datos hasta su computación avanzada, y de ese modo poder optimizar los negocios de nuestros clientes”, añade.

Desde un punto de vista conceptual el procedimiento de análisis de datos es relativamente simple: “Primero se analizan descriptivamente los datos, luego se identifican patrones de recurrencia y variables críticas, y finalmente se analizan las correlaciones de comportamiento que nos permitan proyectar modelos que se ajusten, de manera más o menos precisa, a comportamientos causales. Por ejemplo, si se quiere controlar el fraude que sufre una empresa por parte de sus clientes primero tendremos que identificar los comportamientos fraudulentos y saber si hay algún patrón de recurrencia en ellos. Cuando tenemos esos datos los analizamos a través de matrices de correlación para luego tratar de predecir futuros comportamientos fraudulentos”, explica.

 

El dato y el conocimiento “de dominio”

Esta información resulta de aplicación muy directa en modelos B2C, pero para que estos procesos adquieran un valor significativo en entornos productivos B2B es indispensable la aplicación de conocimiento específico de dominio. Una situación que se agudiza en ámbitos como el industrial.

Es cuando Dominion utiliza el Smart Data para llevar a cabo un proceso diferencial que aprovecha su core tecnológico pero que se fundamenta en ese conocimiento especializado. “Aunque somos especialistas tecnológicos, nuestro valor diferencial es nuestro conocimiento de dominio, es decir, de los diferentes tipos de escenarios informacionales”. Y aquí es donde Dominion despliega su know-how:

“Tenemos la ventaja de ser una compañía tecnológica e industrial que tiene gente trabajando en el mantenimiento en plantas industriales, desde el refino de hidrocarburos hasta la fabricación de neumáticos. Eso nos permite conocer la naturaleza de distintos tipos de procesos y poder aplicar la tecnología necesaria para su mejora”.

Nacho Urigüen

Nacho Urigüen

| Responsable de la Unidad de Transformación Digital

Pero esta necesidad de manejar con solvencia el conocimiento de dominio no es exclusiva del sector industrial y del B2B. La economía avanza hacia un modelo de “servitización creciente” y la analítica de datos es cada vez más necesaria para conocer las demandas de los consumidores. Es precisamente ahí donde el concepto Smart House de Dominion cobra un enorme protagonismo, ya que gracias a la gestión avanzada de la información puede ofertar un catálogo de servicios ajustados a las necesidades concretas de los usuarios. Todos los procesos de negocio B2C terminan en los consumidores y para poder ser más eficientes y productivos se necesita una información y un conocimiento de su actividad e intereses que permita ofrecer mejores servicios, tanto en tiempo como en forma. “El análisis de la información nos permite profundizar en la validez de los modelos de negocio construidos sobre la provisión de servicios, ya que nos ayudar a generar servicios más eficientes adaptados a las necesidades concretas de cada cliente”, concluye.

Artículos relacionados

Comenzamos las obras de los parques Washington Capital Solar Park 2 y 3 en República Dominicana

Artículo de Roberto Tobillas en Estrategias de Inversión sobre nuestra apuesta en el área de las energías renovables

Participamos en el SIL Barcelona 2022, la feria de logística líder del sur de Europa