El futuro es de las empresas responsables

02 / 05 / 2019

En Dominion, la RSC impregna todas las partes de la estructura en base a unos valores comunes.

La RSC ya no se concibe como una serie de proyectos solidarios llevados a cabo por un departamento concreto, sino como un eje que debe formar parte del core empresarial. Al menos, ese es el enfoque que han de tener aquellas compañías que quieran seguir siendo líderes en el futuro.

“La Responsabilidad Social se ha convertido en una cuestión estratégica, es la forma de conducir los negocios de la empresa teniendo en cuenta el impacto que todas sus actividades generan sobre clientes, empleados, accionistas, medio ambiente y sobre la sociedad en general”.

Yago Barandiaran

Yago Barandiaran

| Responsable de RSC en Dominion

Este cambio de enfoque supone una nueva mentalidad que se extiende a toda la compañía y, en ese sentido, Dominion lleva ya varios años fomentando una cultura corporativa basada en valores concretos de responsabilidad y compromiso social. Este esfuerzo se refleja en acciones como la elaboración del Estado de Información No Financiera, los Informes de Sostenibilidad, la creación de un Canal Ético, una Comisión de RSC, un Código de Conducta para empleados y gerentes y, más recientemente, la adhesión al Pacto Mundial de Naciones Unidas, un compromiso enfocado a conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Las empresas más responsables son también más competitivas

Adoptar una estrategia RSC coherente y transversal no es solo una cuestión de responsabilidad social, es también una ventaja competitiva que hace a las empresas más innovadoras. El compromiso con unos valores de forma interna y externa fortalece la reputación y la credibilidad de la empresa, lo que es esencial a la hora de captar y retener talento, puesto que la motivación, el crecimiento profesional y el orgullo de pertenencia son valores en alza.

Una buena estrategia de RSC es una fuente de innovación que incentiva el desarrollo de nuevos productos y servicios. El diálogo con los diferentes grupos de interés, unido a la búsqueda de soluciones vinculadas a objetivos de sostenibilidad puede impulsar nuevas líneas de negocio dirigidas a diferentes segmentos de mercado. “Cuando una empresa adopta ese enfoque, se da cuenta de que tarde o temprano todas van a seguir ese camino porque es el futuro”, explica Yago Barandiaran.

 

Un conjunto de valores transversales

Dominion es una compañía global que realiza actividades muy diferentes, aunque complementarias, distribuidas alrededor del mundo. El eje que vertebra la empresa es una cultura propia basada en un conjunto de valores muy exigentes ligados a la calidad y la responsabilidad. La actividad de la compañía impacta sobre todo en las personas, por ello la empresa lleva años realizando un importante esfuerzo para la mejora continua. Estos valores incluyen el compromiso con la seguridad, el respeto y la integridad de las personas desde una perspectiva amplia. En relación a la responsabilidad medioambiental, las actividades que lleva a cabo Dominion no están consideradas como de impacto para el medio natural. De hecho, muchos de los proyectos de la compañía están enfocados a conseguir una mayor eficiencia energética y de recursos, mediante proyectos como los parques de energía renovable, la movilidad sostenible y la implantación de tecnologías inteligentes en procesos.

 

La educación como eje de la acción social

En este cambio de perspectiva, los proyectos de acción social siguen siendo relevantes, simplemente están enmarcados en un enfoque más amplio. Bajo la idea de impactar de manera positiva en la sociedad, las acciones de Dominion están dirigidas especialmente a la educación como herramienta transformadora. “Tenemos el convencimiento de que la educación es el motor que mueve el mundo y que ayuda a las sociedades a avanzar”, afirma el máximo responsable de RSC en Dominion, “también incluye un interés propio, porque vamos a necesitar nuevos talentos e invertir en ellos es invertir en nuestro futuro”.

Dominion tiene a sus espaldas una larga trayectoria en apoyo a iniciativas sociales dentro del ámbito educativo. A nivel local, la empresa colabora con universidades y centros educativos para fomentar las vocaciones tecnológicas e impulsar el empleo juvenil. En el plano internacional, la compañía ha participado en numerosos proyectos de ayuda al desarrollo, como la construcción de escuelas y equipamientos en Nueva Guinea, Senegal y Haití, o la formación para personas adultas en Kenia.

“Para nosotros, la RSC tiene que ver con confianza, compromiso, ética y transparencia en todas nuestras acciones, nuestro objetivo es convertirnos en referente en calidad, tecnología e innovación con un paradigma de empresa comprometida con todos los territorios donde opera”.

Yago Barandiaran

Yago Barandiaran

| Responsable de RSC en Dominion

Artículos relacionados

Día de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Hablamos con Corresponsables sobre nuestra entrada en el Ibex Gender Equality Index

Participamos en la jornada sobre Estrategias ESG de El Economista