Generación distribuida, el nuevo paradigma del consumo eléctrico

30 / 01 / 2020

Generación distribuida, el nuevo paradigma del consumo eléctrico
La digitalización, la sostenibilidad, la revolución tecnológica…

Vivimos inmersos en una etapa de cambios permanentes en la que el mundo de la energía se ha convertido en uno de sus principales protagonistas. El sector energético sufre una auténtica disrupción que ya ha comenzado a alterar radicalmente el modo tradicional de entender el consumo de energía, y en el que Dominion está posicionada como referente estratégico.

 El aumento del consumo de electricidad se debe a varios factores, según explica el director de Operaciones en los proyectos de energía de Dominion, Manu Barandiaran: “Por un lado, la progresiva implantación del coche eléctrico ha obligado a sustituir los combustibles fósiles por electricidad; y por otro, el consumo eléctrico doméstico e industrial mantienen un crecimiento sostenido derivado de las cada vez mayores necesidades de suministro que demandan los hogares, las empresas y la sociedad en general”. Ante este nuevo paradigma cada vez cobra mayor significado la generación distribuida o descentralizada, también conocida como micro generación. Se trata de un nuevo concepto de producción energética en el que el usuario es quien genera y almacena su propia electricidad, se convierte así en proconsumidor y adopta un papel activo en el ámbito de la producción energética.

La generación distribuida permite al propietario de una pequeña instalación de generación eléctrica, normalmente fotovoltaica o mini eólica, aportar a la red general los excedentes que no consume y recibir una compensación por ello. Aunque este sistema puede parecer complejo, Dominion cuenta con un amplio expertise que le permite desplegar soluciones llave en mano en el ámbito de la generación energética y de los sistemas de carga de vehículos eléctricos, y desarrollar una estrategia integral One Stop Shop que hace que la generación distribuida solo requiera un contador bidireccional y una legislación que ofrezca seguridad jurídica al pequeño inversor.

La generación distribuida se caracteriza por cuatro ventajas fundamentales:

Su proximidad a los puntos de consumo evita pérdidas y reduce la saturación que sufren las líneas de distribución y transporte. De esta manera se mejora la eficiencia y se minimizan los costes.

Utiliza energías renovables, por lo general fotovoltaicas o mini eólicas.

Ayuda a diversificar las fuentes de generación de electricidad y contribuye así a garantizar el suministro en caso de que falle una de ellas. La microgeneración mejora la fiabilidad, la calidad y la seguridad del sistema eléctrico.

Su tamaño es reducido, en comparación con las plantas de generación convencionales.

“Todas estas características otorgan a la generación distribuida una importancia cada vez mayor porque, además, contribuye a incrementar la autonomía de las Smart Cities con respecto a la dependencia que aún tienen de las grandes plantas de generación. Hoy en día podemos ver ejemplos sencillos en soluciones como farolas equipadas con paneles solares, o instalaciones fotovoltaicas instaladas en los tejados de algunas fábricas o de viviendas unifamiliares”, explica Manu Barandiaran.

Pero uno de los cambios más importantes vendrá de la mano del vehículo eléctrico. El director de Operaciones incide en el impacto que tendrá en pocos años el coche eléctrico sobre el consumo energético global, hasta el punto de que podría provocar una saturación de las infraestructuras de distribución actuales. 

Frente a ellas, Manu Barandiaran afirma que la alternativa del autoconsumo constituye una buena opción para reducir en gran medida el uso de estas infraestructuras. A ello se añade el hecho de que gracias a la generación distribuida los nuevos vehículos eléctricos se convertirán en pequeños almacenes de electricidad capaces de recargar sus baterías en los momentos del día en que se genere más electricidad de la que se consume, y, al mismo tiempo, de aportar a la red la electricidad que no necesitan en momentos de elevado consumo general. La utilización de los vehículos eléctricos como almacenes y pequeñas plantas de generación conectadas a la red se traducirá en un importante ahorro energético; basta con mencionar que en Estados Unidos el 30% de las plantas de generación funcionan menos de 500 horas al año.

La gestión de todos estos cambios en el mercado de los productores-consumidores exige habilitar herramientas que permitan a cada usuario controlar tanto el consumo de electricidad como el aporte que realiza a la red, y conocer el momento ideal para proceder a la carga de su vehículo o conocer las necesidades de consumo globales.

La unidad de Multitechnical Services de Dominion está especializada en la puesta en marcha de este tipo de instalaciones y ofrece soluciones llave en mano que contemplan la puesta en servicio de generadores y puntos de carga de vehículos eléctricos. Además, y gracias a Alterna, nuestra propia comercializadora de energía, Dominion puede ofrecer una solución global que incluye la recompra de excedentes de electricidad, la fidelización de clientes e incluso la financiación de los generadores dentro de su concepto de Smart House”, explica.

El expertise que acumula Dominion en el sector eléctrico, unido a su core tecnológico y a su conocimiento de procesos le otorga un papel protagonista en el proceso de transformación de las redes actuales a las Smart Grids a través de la digitalización, la monitorización y el análisis de procesos en tiempo real. Este proceso, unido a la utilización de herramientas basadas en Internet of Things y a la tecnología Blockchain “peer to peer” le permite llevar a cabo procesos de “compraventa” de energía eléctrica entre empresas y particulares, y poner en marcha una plataforma facilitadora que maximice el ahorro para cada proconsumidor.

Dominion cuenta con el conocimiento tecnológico y el know-how necesarios para liderar este cambio de modelo energético, en el que los proconsumidores asumirán un papel activo en la demanda y la generación frente al papel que tradicionalmente han jugado las grandes compañías.

Manu Barandiarán

Manu Barandiarán

| Operations manager en Dominion Energy

Todos estos cambios constituyen un avance significativo hacia un modelo energético más eficiente y sostenible, en el que Dominion ya ostenta un papel estratégico en la gestión de la demanda energética global, en línea con su compromiso con los objetivos de lucha contra el cambio climático.

Artículos relacionados

Servicios One Stop Shop basados en la tecnología para aumentar la eficiencia de la planta de Michelin en Vitoria-Gasteiz

Deep Learning, presente y futuro del mantenimiento predictivo y el control de calidad en la industria

“Hemos podido anticipar, diversificar y adaptarnos rápidamente a las nuevas tendencias y necesidades del mercado industrial en México, para seguir creciendo”