Hacia el “riesgo cero” en tratamientos oncológicos

27 / 03 / 2019

La quimioterapia es imprescindible para combatir el cáncer. El año pasado afectó a más de 277.000 personas en España

En el momento en que el paciente ocupa su sillón en el Hospital de día, la farmacia hospitalaria ya tiene preparados sus fármacos, y el personal sanitario cuenta con instrucciones precisas del especialista para administrarlos de la forma adecuada.

Pero ¿qué ocurre si se produce un error en la fase de administración de los medicamentos, por ejemplo en el orden en que el paciente recibe el fármaco, el antibiótico o el analgésico?

“Los tratamientos de quimioterapia salvan vidas, pero cualquier error en la cadena de administración tiene efectos muy graves por la alta toxicidad de los fármacos y sus efectos secundarios”,

José Antonio García Pérez

José Antonio García Pérez

| FarmaTools product manager

Para evitarlos, Dominion en colaboración con el Hospital Infanta Cristina de Parla, desarrolló una plataforma basada en la identificación de los pacientes por código de barras cuyo objetivo era minimizar el riesgo de errores en el delicado proceso de administración de tratamientos oncológicos. El resultado fue una solución móvil, que asegura la correcta asignación del fármaco al paciente y que monitoriza el orden y la forma en que se administran los distintos medicamentos que forman parte del tratamiento; es decir, que garantiza una administración de medicamentos personalizada, actualizada y segura en el ámbito de la oncología.

Esta herramienta, se integra y combina completamente con FarmaTools, la solución de Dominion de gestión integral de farmacia hospitalaria que incorpora herramientas clínicas de alto nivel para controlar el uso de los medicamentos y facilitar la gestión de almacenes, prescripciones, fabricaciones de mezclas, citostáticos y el resto de circuitos. Fue diseñada, arrancada y probada con éxito en el Hospital Universitario Infanta Cristina de Parla, hasta el punto de que recibió el premio Profesor Barea a la Innovación, Desarrollo y Nuevas Tecnologías del año 2012. Desde entonces, ya son muchos y cada vez más, los centros hospitalarios trabajan con la herramienta de administración oncológica.

Pero, ¿cómo funciona? ¿Puede eliminar por completo el riesgo de errores?

Desde que un especialista médico prescribe un tratamiento de quimioterapia hasta que el paciente lo recibe por vía intravenosa, el fármaco se prepara de manera específica en la farmacia hospitalaria y se personaliza en función del tipo de enfermedad, situación, resultado de pruebas y analíticas y características del paciente.

Pero entre el momento en que se prescribe la medicación y su administración en el hospital de día la situación de la persona puede variar y, con ella, las pautas de prescripción iniciales.

“Si se producen esas variaciones, el sistema identifica que el tratamiento ha variado y vela por que el paciente reciba la prescripción adecuada con los cambios que haya realizado el médico, ajustando la elaboración a la dosis exacta, con la vía de administración correcta y en el orden adecuado. Aquí resulta fundamental el uso de esta tecnología, porque permite tener preparados en todo momento los medicamentos ajustados a las necesidades del paciente”.

José Antonio García Pérez

José Antonio García Pérez

| FarmaTools product manager

Tecnología al servicio de las necesidades del paciente

En este sentido, la herramienta no solo verifica y comprueba que los fármacos que el paciente tiene asignados son los que le corresponden, sino que también se administran en el orden adecuado. Además, queda una trazabilidad de todo el proceso de administración y de las incidencias que se hayan podido dar durante el proceso: “El sistema registra si se ha producido algún tipo de efecto secundario, si ha habido problemas o lesiones en función de la vía de administración, si se ha producido alguna reacción alérgica, efecto no deseado… todo. Así, el personal médico dispone de toda la información relacionada con el tratamiento y puede modificar la prescripción para que el paciente sufra los menores efectos secundarios. Estamos hablando de unas patologías muy graves y todos tenemos la responsabilidad de intentar que, al menos, el tratamiento se produzca en el marco de seguridad necesario para no aumentar más la gravedad del paciente”, explica José Antonio García Pérez.

Precisamente, para incrementar la sensación de seguridad en el propio paciente la herramienta incorpora un elemento sonoro que emite un sonido de aprobación cada vez que verifica que la medicación que va a recibir es la correcta. De esta manera el paciente sabe que su tratamiento ha pasado todos los checks de control necesarios antes de ser administrado. Y esta doble percepción de seguridad es extensible al personal sanitario que administra los tratamientos.

“El personal sanitario tiene mucha conciencia de seguridad porque aunque no haya un volumen grande de errores, cuando se producen son graves y tienen una incidencia intrahospitalaria muy alta”.

José Antonio García Pérez

José Antonio García Pérez

| FarmaTools product manager

¿Y es posible eliminar por completo los errores en la administración de tratamientos de quimioterapia? “El riesgo cero es difícil de conseguir, porque la cadena es muy larga: desde la prescripción del medicamento hasta su preparación y la administración al paciente. Pero el objetivo de este proyecto con el Hospital Infanta Cristina de Parla, es conseguir que no haya ningún fallo de administración en tratamientos de oncología, quimioterapia y hematología mediante la trazabilidad de todo el proceso, acercándonos mucho al objetivo buscado. Hemos puesto la tecnología al servicio de la salud para conseguirlo”, concluye el product manager de FarmaTools.

Artículos relacionados

Comenzamos las obras de los parques Washington Capital Solar Park 2 y 3 en República Dominicana

Artículo de Roberto Tobillas en Estrategias de Inversión sobre nuestra apuesta en el área de las energías renovables

Participamos en el SIL Barcelona 2022, la feria de logística líder del sur de Europa