Blog

Servicios de vanguardia en la instalación y mantenimiento de la tecnología hospitalaria

10 / 02 / 2021

El desempeño de estos sistemas impacta directamente en la atención médica que reciben los pacientes del hospital, por eso, para nosotros era fundamental seguir asegurando la máxima eficiencia y la disponibilidad.

Tras la exitosa puesta en marcha del Hospital Regional de Antofagasta en Chile a finales de 2017, desde DOMINION hemos continuado ligados al proyecto prestando los servicios de administración, mantenimiento y reposición del equipamiento médico, mobiliario clínico y no clínico y sistemas tecnológicos instalados en el hospital como parte de nuestra propuesta extremo a extremo.

Durante los primeros meses incorporamos más de 22.000 unidades de equipamiento médico, incluyendo los sistemas de Imagenología (entre ellos un resonador magnético de 1,5 Teslas un TAC de 68 cortes y un TAC de 128 cortes entre ellos), así como el mobiliario clínico y no clínico. En cuanto a la infraestructura informática, instalamos aproximadamente 2.000 equipos de informática. Entre ellos más de 1.000 ordenadores, 200 impresoras, plataformas de servidores y datacenter, sistemas de seguridad informática y aplicaciones de gestión clínica para laboratorio, banco de sangre e imagenología. Todo ello acompañado de un sistema de software que nos permitiese gestionar y controlar el correcto funcionamiento de los servicios.

El desempeño de estos sistemas impacta directamente en la atención médica que reciben los pacientes del hospital, por eso, para nosotros era fundamental seguir asegurando la máxima eficiencia y la disponibilidad de los equipos en todo momento y en las mejores condiciones. Más aún con el avance de la pandemia del COVID-19 y la intensificación del trabajo en el hospital.

“Excelencia” en la implantación y mantenimiento del equipamiento médico

Un compromiso compartido por todos con un alto nivel de satisfacción de todos los agentes implicados a lo largo del proceso. Hasta este tercer año de operación, el servicio de implantación y puesta a punto de la infraestructura tecnológica nos ha llevado a alcanzar un nivel de servicio de “Excelencia” con evaluaciones superiores al 97 sobre 100. Algo especialmente complicado tras los habituales primeros meses de ajustes y optimización de los equipos a medida de las necesidades del hospital y la curva de aprendizaje de los usuarios clínicos del hospital.

Igualmente, gracias a la coordinación y apoyo de las distintas áreas de DOMINION, el servicio de administración y mantenimiento de equipamiento médico posterior ha permitido mantener los estándares de eficiencia en las actividades y nos ha llevado a obtener unos registros de categoría “Excelente” superiores al 94 sobre 100.

Las claves: escalabilidad del proyecto y digitalización

Estos resultados responden al trabajo de todo el equipo y personal técnico, a la digitalización de los procesos para asegurar la máxima eficiencia y al diseño y a la integración de una infraestructura y tecnología que permiten la escalabilidad y la adaptación a las necesidades actuales y futuras del hospital.

“La minuciosa parametrización de los sistemas de servidores en datacenter nos ha permitido mantener una continuidad operacional, sin caídas del sistema y enfrentando de una mejor forma cualquier posible incidente” asegura Sebastián Pasten, encargado de la Plataforma de Servidores.

De la misma forma, trasladar el conocimiento a los profesionales para el soporte y mantenimiento de la plataforma tecnológica e implantar un proceso de mejora continua nos ha permitido rebajar los tiempos de resolución de las solicitudes e incidencias recibidas.

Como destaca el ingeniero de soporte Mauricio Sierra, “la ejecución de los planes de capacitación a sanitarios en el uso de equipos médicos ha permitido minimizar posibles ineficiencias derivadas de la rotación de personal clínico”. El control diario y semanal de equipos y elementos de alta demanda, entre otros, también ha sido un factor fundamental en la gestión y operación del servicio, contribuyendo así a la reducción de listas de espera.

Para Macarena Bermúdez, encargada del servicio de microinformática, la experiencia de participar en el despliegue, instalación, configuración y puesta en operación de casi 2.000 equipos de microinformática le ha servido para poder llevar adelante de forma óptima y eficiente la operación del nuevo hospital. “Haber desplegado tal cantidad de equipos y haber conocido en terreno la totalidad de los recintos nos ha permitido dar un mejor servicio de asistencia en terreno. Algo fundamental en una infraestructura de 144.000 metros cuadrados y que nos ha permitido cumplir con los tiempos de respuesta exigidos”.